19.126ha

de las cuales 9.800 ha son terrestres y 9.326 ha son marinas

300

vivamus facilisis, justo convallis aliquam aliquet, dolor felis consequat metus sed consequat

300

vivamus facilisis, justo convallis aliquam aliquet, dolor felis consequat metus sed consequat

300

vivamus facilisis, justo convallis aliquam aliquet, dolor felis consequat metus sed consequat

© Alvaro Trabazo Rivas

Declarado en 2003, es el parque natural más joven de Andalucía. Situado en el extremo sur de la provincia de Cádiz y enmarcado entre Tarifa y Algeciras.

Posee una extensión aproximada de 19.126 ha, de las cuales 9.800 son terrestres y 9.326 marinas. Su peculiar ubicación, entre dos continentes (Europa y África) y dos masas de agua tan dispares como son el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico, convierten a esta franja litoral en un espacio único en el que encontrar gran biodiversidad, relieves y llanuras litorales, costas y fondos marinos, albergando ecosistemas que mantienen entre sí una estrecha relación y dependencia mutua.

El parque del Estrecho es una zona natural puente entre África y Europa. Ambas orillas y, por tanto, ambos continentes, influyen en sus comentes de aire, facilitando el paso a animales de gran porte y energía que han de enfrentarse a las dificultades ofrecidas por la configuración geográfica de los vientos y de las comentes marinas. Cada cual tiene su momento del día y su velocidad para ser avistado.

© Martin Ruegner
© Brian J. Skerry

Los habitantes del Estrecho y el cambio climático

ClimaDat mide la variabilidad en la serie de direcciones y velocidades de un viento fuerte y frecuente que sopla en muchas direcciones y que en pocos minutos esculpe diferencias en el registro obtenido por los instrumentos de medida. Sobre esta variabilidad se incorpora el efecto del cambio climático. En el Estrecho, esta estructura compleja de aire quieto y de vendaval atlántico, o de situaciones dominadas por el viento más virulento del este, el Levante, encuentran en cada punto un pasajero asombrado por dicha variabilidad.

El Estrecho de Gibraltar es un enclave único de gran Importancia climática donde se mezclan las aguas mediterráneas, más saladas y densas, con las atlánticas. Esto genera una dinámica que cada organismo aprovecha, según su tamaño y potencia, para danzar y moverse en el Estrecho. Su paso, su gasto energético, se traduce en una amalgama de energías. La fuerza del Estrecho se reconoce en su poderosa dinámica.

Diferencia en salinidad

Fuente: Yubarta (http://nauticalnewstoday.com)

Las diferencias de salinidad y temperatura en las aguas que cruzan el Estrecho fuerzan los gradientes de presión de las situaciones atmosféricas mediante su capacidad de retener una capa mayor o menor de aire sobre el agua. Las diferencias de presión, densidad y velocidad del viento y del agua transportada dibujan la multiplicidad de caminos aprovechada por los organismos.

El hombre, en forma de pescador, navegante o constructor de ciudades, reconoce los caminos que han tejido las poblaciones de peces y aves migratorias como base para el conocimiento de estemar. Una medida precisa de gases y partículas nos permite trazar en ClimaDat la dispersión de gases y energía en un entorno atmosféricamente complejo.