3.500ha

de parque natural que alberga más de 800 especies animales y vegetales

14,2ºC

anuales de promedio, con una amplituda de 9ºC entre los meses más cálidos y más fríos

1.025mm

de precipitaciones anuales, con diferencia de 103 mm entre los meses más secos y los más húmedos

150sensores

distribuidos por todo el valle para medir indicadores de cambios climáticos

Sus características lo convierten en el lugar idóneo para evaluar el ciclo del carbono ligado a radiación y pluviometría.

A caballo entre el clima atlántico y el mediterráneo, el parque natural de Valderejo es un pequeño valle de 3.500ha situado en el extremo más occidental de Álava. Aunque el valle en sí se muestra aislado del transporte principal de las masas de aire, las alturas que lo circundan muestran la influencia regional del clima y permiten la monitorización de los principales gases de efecto invernadero a escala regional.

© Miguel Velázquez Herránz

En este valle se estudia la influencia de los gases de efecto invernadero sobre el espectro de radiación, la estructura atmosférica vertical y la evolución de los patrones de convección en altura.

El punto de información asociado a esta estación de observación se ubica en el Parketxe de Lalastra, situado en el fondo del valle donde están instalados los equipos de medida.

Las dimensiones del valle cerrado por paredones calizos, permiten su estudio integral mediante teledetección.

Sistema de monitorización inálambrica

Valderejo ocupa una posición biogeográfica en un territorio que recibe influencias atlánticas y mediterráneas, cosa que permite la existencia de un rico mosaico de sistemas y especies, propios de ambas regiones. La geología, los suelos y los ecosistemas, unidos a la actividad histórica humana, son muy sensibles a cambios en la composición atmosférica y en la climatología.

La dinámica de estas interacciones complejas dentro del valle tiene un reflejo directo sobre la biodiversidad y la distribución de las especies, y hace de Valderejo un verdadero sensor del cambio climático.

Desacoplamiento

Una masa de aire queda atrapada fuera de la circulación atmosférica y allí es influida por los fenómenos biogeoquímicos del valle.

Acoplamiento

Las masas de aire transcurren por el valle engullendo el aire retenido y sometiéndolo a un rápido recambio.

Las dimensiones del valle, y el hecho de estar cerrado por paredones calizos, permiten su estudio integral mediante teledetección por imágenes de la cobertura de cada tipo de comunidad vegetal, así como la observación de cambios estacionales e interanuales, todo ello en relación al sistema climático, justo en el punto frontera de las influencias mediterráneas y atlánticas.